¿Por qué importa Van Halen?

Finales de los años setenta, sábado por la tarde. En España solo había una cadena de televisión. Después de la película de sobremesa echaban un programa musical llamado “Aplauso”. El programa nunca me gustó, pero siempre lo veía. ¿Por qué? Porqué normalmente en algún momento del programa daban una actuación de unos chavales que empezaban y que me fascinaban: Van Halen. Muchos años más tarde me enteré de que solo estuvieron en España en un par de ocasiones y grabaron muchos temas en TVE para luego ir echándolos poco a poco. En el momento que estos cuatro individuos salían por la caja tonta, para mí el mundo cambiaba, de repente era fiesta.  Después del programa llamaba a mis amigos y quedábamos para comentar la actuación. Y ya nos pasábamos la tarde del sábado hablando de música. Van Halen era eso, la fiesta del sábado por la tarde. Me sorprendí mucho cuando leí críticas americanas y decían lo mismo que yo sentía: Que Van Halen era la fiesta del sábado por la tarde. Esta es la mejor definición de su música. Sobre todo en los primeros álbumes, luego se fueron haciendo más serios.

Los hermanos Van Halen tuvieron una formación de pianistas clásicos, de hecho, Eddie participó de niño en varios concursos llegando a finalista la mayoría de las veces ¡y sin saber solfeo! Después descubrieron a los Beatles y decidieron cambiar de instrumento, Alex estudió guitarra y Eddie la batería. Pero pronto descubrieron que Alex tenía un talento natural para la batería, así que permutaron sus instrumentos. Eddie se negó a tomar lecciones de guitarra, se compró un libro y experimentó por su cuenta. El hecho de no recibir formación para la guitarra le hizo innovar y probar, creando técnicas nuevas en las que utilizaba ambas manos sobre el mástil de la guitarra. Está considerado como el guitarrista más innovador e  influyente en la historia del rock.

Siendo los hermanos Van Halen adolescentes crearon su propia banda de rock y se dedicaban a dar conciertos en pequeños clubs y fiestas de amigos suyos. Un  cantante amigo suyo, David Lee Roth, les alquilaba su equipo de voces para sus propios conciertos. Un día decidieron hacer una Jam, y Roth formaría parte de la banda de los hermanos al instante. Al principio el nombre del grupo era Mammooth. Tuvieron que cambiarlo porque ya existía una banda con ese nombre en la zona de Los Ángeles. David sugirió el nombre de Van Halen porque era diferente, elegante y sugestivo. Poco a poco se hicieron con un nombre en el circuito de clubs rockeros de Los Ángeles. Al virtuosismo de los hermanos se le sumaba un cantante con carisma y que era todo un espectáculo encima de un escenario. Llegaron a ser muy populares en Los Ángeles incluso antes de grabar su primer disco. De eso se dio cuenta una noche Gene Simmons, el bajista del grupo Kiss, quien inmediatamente les puso en contacto con el mundo discográfico profesional. Y a partir de ahí, el resto es la historia conocida de una de las bandas más influyentes en el panorama musical mundial.

Su música en estos primeros años, era directa, explosiva,  producida de una manera sencilla y efectiva. No solo es innovadora, sino que además recoge matices del blues, el jazz y el soul, y los exprime y los incorpora de una manera alegre y vibrante. La forma de cantar de David Lee Roth, desenfadada e intuitiva, descarada y chulesca, es la guinda perfecta a los riffs extravagantes y virtuosos de Eddie Van Halen.

El resto de la historia del grupo no es tan interesante: nos enfadamos, nos separamos, luego nos juntamos…En fin, lo de siempre en el rock bussines.

Para  aquellos que estudiáis guitarra, os dejo este enlace de una conferencia de Eddie Van Halen en el Smithsonian. Podéis ver como el inventor de técnicas que conocéis bien, explica como las realiza y como las inventó:

Share this:

Participar con su comentario