Ruveg

Ruveg Audio. Altavoces de mármol

Vamos a hablar un poco de “la guerra armamentística”, ya os imagináis, que equipos son mejores, los más caros, etc…
Cuando hablamos de equipamiento y de dinero, la conversación nunca termina. Por eso le llamo la “guerra armamentística”. Siempre hay un equipo mejor, siempre hay un equipo más caro. Desde mi punto de vista no se trata de tener o utilizar lo mejor, sino de aquello que nos soluciona el problema a un precio adecuado, ya hablemos de altavoces, mesas, compresores, micrófonos, equipos de PA etc.
Muchos de vosotros me habéis hecho la siguiente pregunta: “¿Cuáles han sido los mejores altavoces de campo próximo con los que has mezclado?” En realidad la pregunta no está bien planteada. Me gustaría más que formularais la pregunta de la siguiente manera: ¿Con que altavoces te has sentido más cómodo mezclando teniendo en cuenta su precio? Pues bien, si esta fuera la pregunta, de todos los que he utilizado en mi vida la respuesta sería los Ruveg. Están construidos en mármol. Son los altavoces más planos que he utilizado nunca sin tener que pedir una doble hipoteca al banco para poder comprarlos o alquilarlos (ya me entendéis).
Los altavoces más comunes que te puedes encontrar en cualquier estudio, es decir los Yamaha NFS10, son cualquier cosa menos planos. Es más, a mi parece que suenan nasales. Pero como te los encuentras hasta en una guardería de niños (esto es literal, no me lo invento) pues terminas con hacerte con ellos. Toda la serie media de Genelec está bastante bien, pero los graves sobre todo están bastante coloreados. He mezclado mucha televisión con toda la gama Genelec, desde los pequeñitos (gama 8010, 8020, 8130 etc.) hasta la gama más alta de 3 vías. La gama alta la odiaba porque para que empezara a obtener una respuesta buena tenía que pasar de los 80 dB SPL en el control, con lo que necesitaba subir el nivel de escucha del Intercom. Entonces el Intercom no me dejaba escuchar bien el programa, con lo que subía más el nivel de escucha de programa, con lo que ahora no escuchaba bien el Intercom y lo volvía a subir…y así entramos en bucle. Utilizando los pequeñitos conseguía niveles de escucha más bajos. Cuando tienes que mezclar programas de 4 y 5 horas consigues que la fatiga auditiva aparezca más tarde.
La primera vez que probé los Ruveg fue en una gala de Miss España. Montamos un control independiente y aislado para poder mezclar la orquesta de la gala. Me llevé mis referencias en el portátil y me dispuse a escucharlas. Recuerdo que empecé con un tema de salsa de Bobby Valentín y me di cuenta de que estaba escuchando matices que nunca había oído. De ahí pasé a Toto, Miles Davis, Country, Clásica. Con cada estilo, con cada artista descubría nuevos matices. Cuando me quise dar cuenta llevaba muchas horas escuchando música. Os tengo que decir que no sonaba bonito, ni feo, ni cálido, ni bien, ni mal, ni regular…sonaba plano y nítido. En mi estudio solía usar unos altavoces de la marca Horgon que estaban hechos de hormigón armado. La sensación de nitidez que tuve con los Ruveg, también la había tenido con los Horgon. He grabado en España con varios artistas americanos que en cuanto escucharon los Horgon corrieron a comprarse una pareja. La sensación que obtuve con los Ruveg fue incluso mejor. Lo gracioso es que los dos son productos totalmente desarrollados en España. ¡Que importantes son los departamentos comerciales en las empresas! (ya me entendéis).
La pregunta que os hago es ¿Por qué suenan tan planos y nítidos estos recintos? La respuesta es pura física: Tanto el hormigón como el mármol tienen mucha masa y son muy rígidos. Por lo tanto estos materiales tienen muy difícil la posibilidad de vibrar. Si el recinto no vibra, no añade armónicos a la energía radiante del cono (que si vibra). O dicho de otra manera, cuanta más masa, más se aproximará el recinto a la teoría de la pantalla infinita.
Es muy probable que alguien muy aficionado a la Alta Fidelidad, (que es de todo menos fiel) escuche por primera vez los Ruveg, sobre todo los pequeños, y no le guste. Esta gama, repito sobre todo los pequeños, no está diseñada como altavoces HI-FI sino más bien como monitores de campo próximo. Si te encuentras entre este tipo de personas tienes que preguntarte si lo que quieres es fidelidad real, o que simplemente suene bonito. Si solo quieres que suene “mono” tienes en el mercado una amplia gama de altavoces que colorean mucho la señal. Solo tienes que buscar unos que tengan un sonido atractivo para ti. Pero tenéis que entender que para un profesional es fundamental tener recintos que te garanticen que el matiz que escuchas está realmente grabado y mezclado, y no se lo está inventando el altavoz. Si queréis más información de estos Ruveg, aquí os dejo este enlace: http://www.ruvegaudio.com/filosofia.html

Ruveg

Ruveg

No os dejo información de los Horgon porque he perdido la pista al fabricante.
En cuanto a monitores de campo próximo, y sin tener que empeñar las muelas para adquirirlos, el otro día mi buen amigo Agustín compro una pareja que me sorprendió. También me resultaron muy nítidos y muy “reales”. Son los CMS 65 de fabricación francesa. Estuvimos haciendo un chequeo sin quitar las rejillas de protección de los conos y ya me parecieron muy buenos. Agustín me asegura que después de quitar las rejillas la respuesta del altavoz incluso mejora bastante.
Tengo intención de probar los Focal Solo 6 que también tienen mucho nombre. Os mantendré informados a todos.

Share this:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /srv/vhost/escuelaces.com/home/html/blogs/sonido/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Participar con su comentario