stockvault-studio-shot99294

Rangos dinámicos en televisión, cine y radio

Este es un tema muy importante, que genera mucha confusión y que creo que en algunos casos no se está gestionando bien en España.
Dejemos una cosa clara, en el mundo real, me refiero a la vida misma, no la radio o la televisión, los márgenes dinámicos de las señales son muy grandes. Cuando una manada de babuinos va a ser atacada por un leopardo, estos chillan, y mucho. Y el alto nivel de sus gritos tiene 2 funciones: alertar a la manada del ataque y hacer que el leopardo desista de su atque asustándolo. ¿Creéis que el leopardo se asustaría mucho si los gritos de los babuinos estuvieran 2 dB por encima del ruido normal de fondo? Evidentemente no. Por supuesto los rangos dinámicos de la realidad siempre serán mucho más elevados que la imitación de la realidad que hacemos en televisión, radio y cine. Creo que todo el mundo estará de acuerdo que lo que buscamos es una aproximación a la realidad, aunque sea de manera artística. Si no, ¿para que inventamos los sistemas Dolby Theater, el Atmos, El estéreo etc.?

Leopardo

Ataque de un leopardo. Los gritos tienen que estar muy por encima del ruido de fondo para que la reacción sea de urgencia

Así pues, el vivir en un mundo con un margen dinámico muy grande ha hecho que inconscientemente sepamos gestionar este margen dinámico. Entendemos que un sonido mucho más alto que otro puede implicar peligro o atención. Lo mismo ocurre con los sonidos de muy bajo nivel. No es lo mismo que lleguemos a una fiesta y una chica nos diga “hola guapo” a voz en grito que susurrándolo a nuestro oído. Por lo tanto, estaremos de acuerdo que en nuestros programas de televisión, radio o cine, una buena gestión de nuestros márgenes dinámicos comunicaran más al espectador que una mala gestión. Este hecho, que en realidad es muy sutil, diferencia a los buenos técnicos de los buenísimos.
Veamos varios ejemplos.
En la película Heat de Michael Mann, hay un tiroteo espectacular en unas calles de los Ángeles. Cuando pasaron esta película por televisión el rango dinámico total del film, no creo que fuese mayor de 3 ó 4 dBs. Resultado, el tiroteo es un tiroteo más de la tele, insulso y hasta pesado. Cuando fui a ver esta película al cine, en una gran sala, con un buen sonido y muy cuidado, el nivel de los tiros estaba próximo al umbral del dolor. Supongo que habría unos 115dB SPL como mínimo. Durante el tiroteo, me giré y vi gente en las butacas tapándose los oídos. Había espectadores gimiendo y haciendo aspavientos. Pero ¡es que un tiroteo es así! El director había conseguido llevar al espectador al borde del pánico. ¿Pero acaso no es esa la reacción normal de la gente en un tiroteo? Lo que no es normal es presenciar un tiroteo y seguir comiéndote una empanadilla (a no ser que seas Dirty Harry o Hannibal Lecter).
Yo, que soy un gran amante de las buenas series de televisión, he comprobado que la dinámica de las mismas en versión original es bastante mayor que en la versión doblada al español. Desde mi punto de vista esto le quita mucho valor a la serie. Esto ocurre con todas las series. Desconozco si es que existe alguna directiva a nivel nacional que obligue a reducir tanto el rango dinámico de estas.
En cuanto a los programas de televisión hechos en directo, conozco técnicos que gestionan muy bien el margen dinámico. Consiguen un buen volumen sonoro y dejan las partes suaves de los debates y entrevistas a un nivel 3 ó 4 dB por debajo de las partes más calientes. Estos pocos dB de diferencia hacen que inconscientemente prestemos más atención a las zonas calientes de los programas. También es importante que las transiciones (publicidad, videos, actuaciones) suenen por encima del nivel medio o de línea. En realidad las transiciones son las partes más importantes de las obras, pero esto es otra cuestión que no pertenece realmente al mundo del sonido.
Os voy a poner otro ejemplo. Imaginemos un programa donde un presentador está haciendo entrevistas y da paso a una actuación musical en vivo. Supongamos que mezclamos las entrevistas a nivel de línea 0 dBu (nivel analógico). Si colocamos la actuación musical también a 0 dBu, por muy bien mezclada que esté, esta nos sonara “pequeña”. Echaremos en falta nivel, diremos “que poquito suena”. Pero ¿por qué? ¡Si está sonando a 0dBu! Nos sonará pequeña por comparación. Porque tenemos metido en el inconsciente que una banda de rock o de pop suena mucho más que una persona hablando. En este tipo de programas es importante dejar “margen” para que las actuaciones suenen claramente por encima del nivel de la palabra. Lo ideal serían unos 6 dB. Si el headroom de la cadena que transmite el programa no es muy alto la única solución que nos queda es situar la palabra a unos -3dBu y apretar las actuaciones todo lo que podamos sin saturarlas. Por supuesto avisaremos a Control Central de que no suban el programa cuando vean que el presentador aparece a -3dBu.
El caso contrario ocurre con los programas de radio. ¿Cuál es el sitio más habitual donde la gente escucha la radio? El coche. Y el coche, por muy bueno y caro que sea este no deja de ser un ambiente ruidoso. Si en este ambiente ruidoso, mezclamos los programas con mucho margen dinámico, las partes suaves o de bajo nivel quedarán enmascaradas por el ruido ambiente. En algunas cadenas de radio, desde mi punto de vista, mezclan los debates con demasiado margen y algunos “tertulianos” que hablan de una manera muy suave, quedan por debajo del ruido del coche.
¿Cuantos técnicos se plantean en serio este tipo de cosas a la hora de hacer un programa ya sea de radio, televisión, una serie o una película? ¿Y cuántos productores y directores dejan actuar al técnico según su propio criterio? Me consta que muchos técnicos se limitan a cumplir las normativas o hacer lo que les piden los departamentos de dirección, porque en el momento que sus programas tengan un poco de dinámica los directores se quejaran de que no “suena”. Pero ¿Los directores de un programa de televisión (por ejemplo) son conscientes de todo esto que acabo de explicar? ¿Y los productores? ¿Cuántos técnicos de series de televisión, o de cine, o de programas están hastiados de discutir sobre estas cosas para que al final nunca se les deje actuar libremente? Bueno, creo que casi todos conocemos la respuesta.
En próximos artículos veremos como la nueva normativa sobre loudness afecta a este asunto.

Share this:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /srv/vhost/escuelaces.com/home/html/blogs/sonido/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

2 comments, add yours.

Sandra Valera

Un artículo muy interesante que invita a la reflexión.

Sin ir más lejos, hace un par de días, me pasó algo parecido a lo que comentas en los últimos párrafos. Llevo muy poco tiempo dentro de este mundo de manera profesional y ya me he encontrado con esa barrera de productores/realizadores.

Se me encargó la mezcla de unas promos, las cuales obviamente mezclé a mi gusto, manteniendo dinámicas en función de las diferentes situaciones que se presentaban en el vídeo (por poner un ejemplo, unos personajes estaban más alejados de la cámara que otro de los que aparecían en la escena, así que decidí reducir un poco el nivel de estos para que el sonido fuera coherente con la situación que se presentaba), pero nada exagerado.

A las pocas horas recibí una llamada de la empresa a la que iba destinado ese vídeo. Era el realizador del mismo, que pedía que todos los diálogos estuvieran al mismo nivel, independientemente de la situación, lo cual me resultó bastante frustrante, ya que lo que me pedían iba en contra de mi criterio personal como técnico. Finalmente (y obviamente) me tocó acatar sus ordenes.

Esperemos en un futuro que los productores y realizadores abran un poco la mente y escuchen lo que tenemos que decir como profesionales… aunque sea difícil.

Un saludo Jorge!

    Bienvenida a la realidad Sandra!
    Tendrás que ir intentando «educar» al realizador. solo te puedo aconsejar mucha paciencia. Quizas puedes decirle que lea mi articulo… A lo mejor le convencemos
    Un saludo compañera

Participar con su comentario